Miguel Ángel Solís Castro, ejemplo de dedicación y compromiso con los bosques

Publicado en De tú a tú.

Nuestro compañero Miguel Ángel Solís Castro es responsable de la sede Pichanaki de la Administración Técnica Forestal y de Fauna Silvestre (ATFFS) Selva Central. Estudió Ingeniería en la Universidad Nacional del Centro del Perú de Huancayo.  

Desde muy joven comenzó a trabajar con la madera. Es así que con su familia logró crear una empresa próspera, pero su amor por los bosques fue más allá de su éxito en los negocios. Miguel Ángel deseaba ayudar en la gestión sostenible de los bosques.

¿Cómo decidiste trabajar para el Estado?

Amo el bosque desde muy pequeño, así que decidí contribuir con mi experiencia en el sector forestal. En el año 2003, viajé a Loreto para desarrollar acciones que permitan mejorar la condición de los recursos naturales de esa jurisdicción. Luego, en el año 2007 ingresé a trabajar al Instituto Nacional de Recursos Naturales (INRENA). Desde entonces me dedico a trabajar por la eficiente gestión de los recursos forestales y de fauna silvestre.

Anteriormente trabajé en actividades de extracción, transformación y comercio con las comunidades nativas.

¿Cómo te defines como persona?

Me caracterizo por ser integrador, profesional y muy colaborador.  Quienes no me conocen dirán que soy una persona muy seria, pero al contrario trato de apoyar a mis compañeros. Eso sí, soy muy exigente en el trabajo.

Cuando me dan un lineamiento, mi mente corre y me proyecto a cómo será su funcionamiento en el campo.

¿Cómo te sientes trabajando en el sector forestal?

Me siento muy satisfecho porque amo lo que hago. Me reconforta promover la importancia de nuestros recursos naturales y compartir nuestros conocimientos con las comunidades campesinas.

Durante la semana forestal, organicé una serie de eventos para promover el aprovechamiento sostenible de nuestros bosques. Para el campeonato deportivo, confeccionamos nuestros propios trofeos, juntamos 16 especies madera al azar, le dimos forma y salió una obra de arte.  Los madereros se sorprendieron con la belleza de estas piezas.

Además, invitamos a los niños de la zona a participar en nuestro concurso de pintura, la única regla era utilizar los recursos que nos brinda el bosque. Grandes y pequeños hicieron sus pinturas a base de tierra, semillas, flores, cortezas, rocas y tierra. El concurso fue un éxito.

¿Cuál es tu mayor tesoro?

Mi familia, amo a mi esposa Cristina y a mis dos pequeños Álvaro que tiene 11 años y Leonardo de 3 años. Mi familia reside en Huancayo y trabajo en Pichanaki. 

De lunes a viernes, cumplo mis labores en la sede Pichanaki y los fines de semana viajo a Huancayo para ver a mi familia. Me duele alejarme de mis hijos porque están pequeños, pero trato de disfrutar al máximo el tiempo que estoy con ellos. 

Soy feliz porque tengo una hermosa familia. Cristina es muy comprensiva y me apoya en mi carrera.

¿Qué te gusta hacer con tu familia?

En mi ausencia, Cristina se dedica íntegramente a nuestros hijos. Y cuando llego los fines de semana, trato de engreírla, haciendo los quehaceres del hogar durante el día y en la tarde salimos a pasear todos juntos.

¿Cuál es tu hobbie?

Leer los periódicos. Muy temprano compro los diarios locales para estar enterado de lo que está pasando en el mundo. Luego cocino para mi familia pues me encanta. 

¿Cuál es tu comida favorita?

Me gusta comer de todo y utilizar la comida para integrar a la gente. Una vez, en Loreto, preparé pachamanca para todos mis compañeros. Ellos se chuparon los dedos. Cuando trabajaba en la sede de Satipo, cada 10 días cocinaba y limpiaba los muebles de la sede. 

Me acuerdo que, en la sede de Villa Rica, nuestros usuarios participaban en nuestras actividades de limpieza y en recompensa les preparaba una comida suculenta.

¿Qué plato te gusta cocinar?

El mondongo es un plato que implica mucho trabajo. Mis colegas siempre me lo piden. Lo preparo con mucho gusto.

¿Te gusta el fútbol?

Claro, soy hincha del Sport Huancayo. Trato de no perderme sus partidos.

¿Cuál es la mejor experiencia que has tenido en tu vida?

Formar mi familia; mis hijos son una bendición de Dios. Ellos son mi motor y motivo.  

Gracias a su esfuerzo y capacidad, Miguel Ángel ha promovido la importancia de los bosques como fuente de vida y desarrollo. Está muy orgulloso de pertenecer al equipo de profesionales del SERFOR. Es un ejemplo de servicio, dedicación y compromiso.

 

Dirección

  • Avenida 7 N° 229
    La Molina, Lima

Contactanos