Majed Velásquez de la Oficina de Gestión del Conocimiento

Publicado en De tú a tú.

Este mes tuvimos la gran oportunidad de conversar con una persona extraordinaria, no solo por su calidad profesional sino porque irradia gestos de amabilidad, compañerismo, solidaridad y buenos deseos para todos. Hablamos de nuestro risueño amigo Majed Velásquez Velis, Especialista en Sistematización del Conocimiento Tradicional y Buenas Prácticas, de la Dirección del Conocimiento,  quien nos contó un poco de su vida.

Desde muy joven quiso ser escritor y estudió Literatura en la Universidad Nacional Federico Villareal, en los primeros ciclos, participó en un concurso de literatos amateurs, gracias a ello, lo invitaron a participar en un curso especial donde pudo aprender que el verdadero escritor debe conocer muchas disciplinas, entre ellas la sociología. Gracias a ello, empezó a estudiar Sociología. 

¿Cómo te inclinaste a estudiar la carrera de Sociología?

Leí “La Guerra del Fin del Mundo” de Vargas Llosa, a León Tolstoi, varias literaturas que te hablan sobre la realidad de las relaciones con las personas, me dije “porque no inclinarme a esa carrera, que me va a permitir a escribir más sobre la gente, porque me interesa escribir más de la gente que sobre mí”, entonces me dediqué a estudiar sociología en la Villarreal, tuve muy buenos profesores y buenas experiencias y viajé  a la amazonia para conocer más el tema forestal y de fauna silvestre.

Cuando era joven, apoyé a la Defensoría del Pueblo un estudio de investigación, me sentí que podía ayudar más y trabajar por el bienestar de los pueblos amazónico. Trabajé en diferentes instituciones y ONG’s que me permitieron gestionar proyectos de desarrollo social, diversas estrategias para el bienestar de los pueblos amazónicos y proyectos integrales para el aprovechamiento de los recursos forestales de manera sostenible. 

¿Te enamoraste de la Amazonía?

Si, de la amazonia y de Yau Kay Escobar, ella es shipibo-conibo, pertenece a la comunidad Santa Rosita de Tamaya Tipischa que se encuentra a orillas del rio Abujao, en Ucayali.

¿Cómo la conociste?

Yo la conocí en Ucayali, ella era estudiante de Derecho de la Universidad Nacional de Ucayali, yo trabajaba en una ONG y realicé una ponencia en su facultad, ella mostró mucho interés en el tema que desarrollé, nos hicimos amigos, luego nos enamoramos y nos casamos. 

Tu matrimonio se realizó de acuerdo a la tradición shipibo-conibo

La espiritualidad se puede vivir de muchas dimensiones y vive en todos nosotros. El pueblo shipibo cuando quiere realizar un matrimonio lo hace través de una fiesta, toda la comunidad comparte la alegría de esa unión. Viajamos hasta su comunidad, tuvimos una gran celebración. 

Fue muy bonito porque ella se vistió con la ropa tradicional de su comunidad y yo también me vestí de acuerdo a la ocasión, me regalaron una cushma que es el traje que utilizan actualmente, me pusieron una corona, y me bautizaron con un nombre shipibo-conibo “Sanken Sheka” que significa “algo que brilla”.

Después de un tiempo, Yau Kay y yo decidimos establecernos en Lima, porque queríamos que nuestros hijos vivan acá.

¿Qué tal experiencia en SERFOR?

Me siento muy contento de compartir con un equipo humano de primera, la dirección donde trabajo  hay gente con mucha direccionalidad, profesionalismo y estrategia para desencadenar los procesos que venimos me siento muy satisfecho.

A lo largo de mi carrera, he compartido con todo tipo de grupos humanos y en todos ellos he visto muy buenas cualidades, pero en el equipo de SERFOR veo cualidades bastantes humanas. Siempre han tenido un gesto de cordialidad y compañerismo conmigo, me acuerdo cuando tuve mi primera hija, mis amigos me hicieron sentir muy bien, hasta la Oficina de Comunicaciones me hizo una nota por el nacimiento de mi hija, me hicieron sentir muy querido.

Otro gesto que llenó mi corazón de alegría, fue cuando se solidarizaron con la Comunidad Shipibo-Conibo de Cantagallo, esas personas lo perdieron todo en el incendio, sentí el respaldo de mi directora, de mis compañeros y de todos los integrantes del SERFOR por brindaron su desinteresado apoyo. Me sentí muy bien, porque vi que mis compañeros demostraron su solidaridad con estas personas que lo perdieron todo, tanto de RR.HH. y mis directoras. Además, sé que muchas personas del SERFOR fueron a donar cosas directamente.

¿Cuántos hijos tienes?

Estoy orgulloso de tener dos hermosas hijas, que son la luz de mis ojos y mi motor y motivo para seguir adelante. La mayor tiene 7 años y se llama Tatiana Cai, su segundo nombre es Shipibo-conibo y significa “la mujer que viaja continuamente”, siempre vas a encontrar una artesana shipibo en algún lugar del Perú, ella vende sus artesanías como collarines, shakiras o sus telas; ellas caminan mucho y a esas personas se les llaman “Cai”.

Mi hija menor tiene 7 meses y se llama Victoria Wesna, ella también tiene un nombre shipibo-conibo, “Wesna” significa  la persona que se encarga de la medicina, de la salud de la gente de la comunidad.

¿Qué nos puedes contar de tu vida familiar?

Me siento orgulloso de vivir en Barrios Altos es un distrito de muchos valores a pesar de la mala fama que posee. En mi casa vivo con mis padres, algunos hermanos y tíos. Me gusta la idea de tener cerca a mi familia especialmente a mis padres, me siento orgulloso de tenerlos vivos, pues de ellos recibo sabios consejos así como de mis tíos que son de la antigua escuela, me da gusto hablar con ellos. Me siento bendecido de poder compartir y disfrutar con ellos mis fines de semana.

Admiro mucho a mi madre, le guardo un gran amor, gozo profundamente su amor maternal y aprovecho los momentos con ella.

¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre?

Me gusta salir en grupo con mis amigos, familiares sobre todo para ir a comer, por ejemplo un cebiche en el restaurante que tiene mi hermana. También leer un libro, revisar noticias, actualizarme haciendo cursos y seguir investigando en mi carrera.

En algunas ocasiones y por puro gusto, en el fin de semana me movilizo en taxi o transporte público para poder conversar con la gente. Me gusta mucho conocer lo que piensan u opinan.

Libro favorito: La guerra del Fin del Mundo de Mario Vargas Llosa, ahora estoy leyendo su nuevo libro “Cinco Esquinas”, porque habla del barrio de donde vivo ahora.

Plato favorito: Tallarín saltado tipo chifa

Te gustaría compartir una reflexión con nosotros

Considero que en la vida tienes que darle un sentido a todo, en el trabajo, la vida personal, pensando que no es para uno mismo sino para los demás.

 

 

Dirección

  • Avenida 7 N° 229
    La Molina, Lima

Contactanos